Llaman a la unidad para trabajar por un nuevo y mejor Coquimbo

Tedeum ecuménico por el aniversario de la comuna estuvo marcado por el regreso de los asistentes, tras dos años debido a la pandemia y por un mensaje de unidad, dejando atrás las diferencias en pos del bienestar de todos los coquimbanos y coquimbanas.

En el emblemático templo Juan Pablo II de la Cruz del Tercer Milenio se realizó, este viernes 6 de mayo, el  tradicional Te Deum Ecuménico, para conmemorar el aniversario número 155 de la comuna de Coquimbo. La misa de acción de gracias representó un momento de reflexión y oración para todos los asistentes. 

La ceremonia litúrgica, fue encabezada por el alcalde Ali Manouchehri, quien estuvo acompañado de autoridades y vecinos de Coquimbo que llegaron al templo, para agradecer y orar por el desarrollo y crecimiento de la comuna de Coquimbo. Se debe recordar que durante la pandemia esta tradicional misa se realizó sin público y solo a través de redes sociales.

El jefe comunal se mostró agradecido del apoyo y destacó que la comunidad tiene nuevos ánimos en este aniversario para darle un nuevo rostro a la comuna. “Hay que mirar el futuro con esperanza, podemos reconstruir la comuna y que tengamos la capacidad de sentarnos a soñar el Coquimbo que queremos entre todos y todas, sin sesgo, sin dejar de lado a nadie. Cuando nos referimos a una comuna tan importante a nivel regional y nacional. Necesitamos sacar a la comuna de la situación de donde  está y para eso, como alcalde necesito de todos los coquimbanos y coquimbanas”, agregó.

El seremi de Gobierno, Fernando Viveros señaló que la actividad busca el reencontrarnos más allá de las creencias individuales. “En la fe de cada uno de los vecinos y vecinas de esta ciudad buscar esa armonía y la paz y, a pesar incluso de nuestras diferencias poder hacer que esta ciudad crezca”, indicó la autoridad.

La liturgia, que se enmarca en el cronograma de actividades por el aniversario 155 de Coquimbo, fue dirigida por el padre Mauricio Pizarro, párroco de la iglesia San Pedro quien mencionó que la esperanza y la fe en estos tiempos difíciles, son aspectos importantes en la unión de los ciudadanos de Coquimbo. “Celebrar el aniversario con un Te Deum, desde esta cruz, nos recuerda la esperanza cristiana y que la alegría de la resurrección nos anime a salir adelante pese a todas las dificultades y desafíos”, concluyó el clérigo.

Acerca de adminweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.