_DSC0044

Panorama poco favorable: El sistema hídrico de la región continúa trabajando con mínimos históricos en caudales y embalses

Finalizada la temporada de invierno de este año, no hubo aumentos significativos del recurso hídrico en la Región de Coquimbo. El boletín climático de CEAZA apunta que el territorio se encuentra en una situación muy delicada debido a las precipitaciones bajo lo normal que se han registrado en promedio en los últimos 5 años, además de otros indicadores en niveles insuficientes como caudales y embalses.

Cristian Orrego, coordinador del área de CEAZAMet, señala que “las bajas precipitaciones de este año y la de los años previos ponen aún más estrés sobre un sistema que ya está trabajando con mínimos históricos en los caudales y embalses”. Esto en relación a lo que indica el informe del Centro Científico CEAZA sobre el déficit de precipitaciones actual, que se mantiene en un 77% promedio. 

En consecuencia, el Boletín Climático muestra que los caudales “se presentan por cuarto año consecutivo con valores muy bajos, la temporada actual presenta un 35% de los históricos en Elqui, 30% en Limarí y 46% en Choapa. Esta situación finalmente ha llevado también a una constante disminución de los niveles de agua embalsados en los últimos años. En este momento el agua embalsada en Elqui es de un 18% de su capacidad, Limarí un 8% y Choapa un 42%”.

La influencia de El Niño

Uno de los principales motivos de los bajos niveles de agua este año es el comportamiento de El Niño, que ya no se corresponde necesariamente con la ocurrencia de precipitaciones. “No alcanzó a favorecer con precipitaciones a la Región de Coquimbo, como sí lo hizo al resto de la zona centro del país”, explica Orrego.

Anteriores informes climáticos de CEAZA describían la intensidad de El Niño como leve, la que ahora pasó a ser de alta intensidad y “tiene un 55% de probabilidad de persistir hasta el trimestre enero–marzo 2024, para luego debilitarse y comenzar a transicionar hacia una fase neutra”.

En términos prácticos, “la intensificación del actual evento El Niño durante la temporada seca, se asocia principalmente a una temperatura del aire por sobre el promedio para la época del año a lo largo de la costa de la Región de Coquimbo” destaca el boletín de CEAZA. De manera que “para el trimestre noviembre/diciembre/enero, en pleno desarrollo de la temporada cálida, se mantiene el alto consenso entre los modelos de que las temperaturas promedio estarían por sobre el rango normal para la época del año en toda la Región de Coquimbo, con una probabilidad de ocurrencia que en promedio es mayor a 70%”.

El coordinador de CEAZAMet hace énfasis en el efecto que tendrá esta situación en el uso del agua. “Si bien El Niño no trajo precipitaciones a la región se espera que este fenómeno continúe y tenga su máximo durante los próximos meses, lo que podría traer asociado una primavera y verano con temperaturas más altas de lo normal, lo que nuevamente impactaría sobre la reservas de agua dado que temperaturas mayores están asociadas a mayor consumo de agua de riego” comenta.

Finalmente, el análisis elaborado por CEAZA advierte que “el desarrollo de la temporada seca implica que, aunque se esté desarrollando un evento El Niño, los eventuales episodios de precipitación que ocurran durante esta época no debieran aportar mucha agua al sistema hídrico de la región, por lo que lo más probable es que el trimestre termine mayormente seco, tal como lo sugiere el mayor consenso de los modelos globales”.

Print Friendly, PDF & Email